02 noviembre 2006

[como decíamos ayer]

Luces plásticas, un halo de mesas
de sillas, de libros abiertos
las miradas atentas, los ojos como platos
quién habla quién toma la palabra
la dirige la hipnotiza y la plasma
las manos sucias de tiza, la mente henchida
el profesor de matemáticas en sus profecías
en sus iluminaciones, rápido, intenso
que no pierdan la atención estos demonios
estos ángeles objetivos víctimas y aprendices
del delirio abstracto, y surge una pregunta
un camino nuevo, una guía inesperada
la más válida de todas, la más nítida
en su invención, dirección y sable de otros espacios
y la lección ha sido dicha, la semilla plantada
el rastro chispea en luces sorpresa, en álgebras
de bolígrafo, en gráficas de cuadrícula
apuntes subrayados, geometrías cercanas
deberes, parábolas de un breve acontecimiento
el ritual estricto de la libre idea, su juego conexo
con la lógica pura, la ciencia albedrío
y el éxtasis mágico del sincero aprendizaje.

3 comentarios:

saru 猿 dijo...

la enseñanaza, no!!??

Emma was an angel dijo...

Lo que deciamos ayer cuanta relevancia percata en lo que decimos hoy?
eh? si hemos cambiado de opinios en el dia a dia.. lo que vamos diciendo.

Funes dijo...

son aulas k siempre recordaras pk son cosas k nunca mas aras cada speriencia vivida es diferente pk la percibes de alguien o algo diferente asi k intenta acordarte de tus alumnos k siempre te kerran

MUUYY BIEN!!!
mazooo centoyo k te vaya bien
volveras¿??¿ ojala